the bride
the groom

¡Gracias por acompañarnos en este día tan importante! A continuación puedes leer una breve mención sobre la historia del lugar que hemos elegido para la ceremonia. Esperamos que te guste!

 
 

La Basílica de Covadonga

 

Levantada entre los años 1.877 y 1901, tras el incendio que destruyó, un siglo antes, el antiguo templo contiguo a la Cueva de la Santina, La Basílica de Santa María la Real de Covandonga fue declarada como tal el 11 de Septiembre de 1901. Se trata de una construcción de estilo romántico construida íntegramente en piedra caliza rosa.

blogpost photo

La basílica presenta una gran unidad estilística, dentro de los cánones del estilo neorrománico en el que fue concebida. El edificio se asienta sobre una gran terraza. Presenta tres naves, la central notablemente más alta que las laterales, con transepto y cabecera rematada por tres ábsides escalonados; las naves se cubren por bóvedas de arista. La fachada principal llama la atención por las esbeltas agujas que rematan las torres.

El acceso se forma por un pórtico adelantado a la nave, con tres arcadas de medio punto. En todo el edificio destaca la tonalidad rosácea por el tipo de piedra caliza que contrasta con el verde del paisaje. En el interior, destaca la imagen de Nuestra Señora, que recibe culto en el altar mayor, obra del escultor decimonónico Juan Samsó.

Entorno

  1. La Campanona, campana de tres metros de altura y 4.000 kilos de peso construida en 1900 en La Felguera, donada por el conde italiano Sizzo-Norris y Luis Gómez Herrero.

  2. DLa estatua de bronce de Pelayo de 1964, del escultor Eduardo Zaragoza.

  3. El obelisco con la Cruz de la Victoria es de 1857, levantado por los duques de Montpensier; la tradición dice que fue el lugar en que don Pelayo fue coronado rey.

  4. El monasterio de san Pedro, es Monumento Histórico Artístico. Se cree que fue fundado por Alfonso I, pero fue reformado en diferentes épocas. De época románica conserva parte de sus muros y sus tres ábsides escalonados y semicirculares. En el siglo XVII se construyó el nuevo claustro de planta rectangular con dos niveles, el inferior de arcos de medio punto y el superior con arcos carpaneles. En 1687, se remodela el monasterio dándole su portada barroca, coronada por un frontón. En el XVIII otra reforma, dota al edificio de nave única y cubierta de madera.